“De Mirabrás a Solear”, un maridaje con duende

El evento se enmarca dentro de La Bienal de Flamenco de Sevilla y consiste en una cata de vinos de Barbadillo maridada con flamenco.

 

Mirabrás, Solear, Pastora y Príncipe han sido los vinos elegidos.

Bodegas Barbadillo ha realizado una original cata denominada ‘De Mirabrás a Solear’, dentro de los actos oficiales de La Bienal Enciende Sevilla que está teniendo lugar estos días, en la que se ha planteado la siguiente cuestión: ¿con qué vino marida un palo del flamenco?

Los asistentes a la cita en el Espacio Santa Clara han descubierto de la mano del  enólogo y catador, Paco Salas, qué variante del flamenco casa con cada estilo de vino.

Cuatro vinos se han maridado con cuatro palos de este género artístico y cultural. De esta manera se ha podido disfrutar de: una copa de Mirabrás (un vino blanco elaborado según la tradición antigua: asoleo, buen roble envinado, paciencia, control y azar por partes iguales) mientras se escuchaba un tango; una de Solear (una manzanilla con 6 años de crianza bajo velo de flor) con unas sevillanas; las alegrías han amenizado a los asistentes durante el turno de la manzanilla Pastora (una manzanilla pasada de larga crianza biológica). La cata se ha cerrado con el amontillado Príncipe (un vino en el que se aprecia la sequedad típica de los amontillados que refuerzan su complejidad) maridado con soleá por bulerías.

Cuatro vinos que tienen un elemento en común, la uva palomino fina que, gracias al tiempo y al velo de flor, tiene la capacidad de crear vinos distintos.

Para poner en escena este original maridaje, Barbadillo ha contado con la participación de un grupo de cinco reconocidos artistas del flamenco. Al cante ha estado Marga de Jerez, del baile se ha encargado Fabiola y María Barba, al toque Jesule del Puerto y a las palmas María la Salaita.

Príncipe de Barbadillo