3404: El nuevo vino joven de Pirineos llega a lo más alto

La mítica cordillera ha servido de inspiración a Bodega Pirineos para la creación de la nueva marca, y la altitud de su emblemático pico Aneto ha sido seleccionada para darle nombre.

“3404” es una original propuesta joven elaborada con dos de las variedades más tradicionales de Aragón y del Somontano, las uvas Moristel y Garnacha, elevadas a su máxima expresión.

Bodega Pirineos, perteneciente al Grupo Barbadillo, saca al mercado su vino tinto jóven más singular, que despunta sobre el resto por su gran altura. Este vino joven es resultado de dos de las variedades de uvas más tradicionales de la Comunidad Autónoma: Moristel (Somontano) y Garnacha (Aragón) acompañadas de la uva Cabernet Sauvignon  que completa y potencia todo el conjunto.

“3404” es un homenaje a los jóvenes a los que les apasiona la naturaleza, los nuevos retos y la aventura, y que a su vez exigente para apreciar un vino de calidad como éste, auténtico y con personalidad.

Este tinto se puede calificar como emotivo, racional y con un carácter claramente diferenciador. Nace del trabajo y el gusto por las variedades tradicionales que comparten líneas aromáticas y que se expresan con un alto nivel de fruta y de frescor.

Es un vino con toda la expresión del Somontano, muy suave, afrutado, intenso y fresco. Sensaciones que destacan sobre todos los sentidos.

Además del tinto, 3404 también cuenta con la versión de vino blanco nace como complemento perfecto para su hermano el tinto, que con solo dos temporadas en el mercado ya ha conseguido hacerse un hueco entre los vinos preferidos de los consumidores. Elaborado con uvas Chardonnay y Gewürztraminer, destaca un color amarillo con  tonos verdosos, mucho sabor y unos aromas muy agradables a cítricos y flores blancas como el jazmín.

3404 tinto (1)

3404 Tinto

3404 blanco sin añada

3404 Blanco

 

Maridaje

Aromáticamente, la fresa de la Garnacha se alía con la frambuesa del Cabernet y adicionalmente con el té de Roca, la pimienta y los frutos rojos de la Moristel lo que consigue un vino ideal para tomar con platos de base de tomate, pastas, pizzas, carnes a la brasa, quesos intensos o todo tipo de platos de cuchara. Adicionalmente es un vino ideal para tapear o tomar con todo tipo de embutidos.

Con un graduación alcohólica de 13%,  es un vino obtenido a través de parcelas seleccionadas de diversos parajes de Somontano entre Salas y Barbastro que se vendimiaron el pasado mes de septiembre en terrenos francos, calizos y de buena profundidad.

foto-3404-botellas-21